Cookies!

Mentes Curiosas utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Ciencia

Estos animales consumen psicoactivos de manera recreativa

En la naturaleza también existe el deseo por experimentar estados alterados de conciencia. ¡No podrás creerlo!

Marianela E

26/04/2019

Ciencia

Estos animales consumen psicoactivos de manera recreativa

En la naturaleza también existe el deseo por experimentar estados alterados de conciencia. ¡No podrás creerlo!

Marianela E

No caben dudas de que somos mucho más parecidos a los animales de lo que creemos. Ellos nos hacen descubrir tantas cosas de mundos diferentes, que incluso podrían hacernos repensar sobre la cuestión de las sustancias psicoactivas.

¿Qué significa que los animales en la naturaleza también las consuman? ¿Qué lleva a algunos animales a modificar su conciencia por un ratito? Para comenzar, el hecho de que los animales usen sustancias psicoactivas nos hace afirmar que ellos sí tienen conciencia.

Pero lo realmente asombroso es que, en muchos casos, fuimos nosotros, los seres humanos quienes aprendimos de los animales a usar estas sustancias. Según el médico Andrew Haynes, en muchas leyendas sobre rituales ancestrales se hace referencia a los animales como quienes nos inspiraron a probar algunas de las sustancias psicoactivas más utilizadas en el mundo.

Según el ensayo de Haynes, publicado en Pharmaceutical Journal, estos son los animales que más consumen sustancias psicoactivas.

animales sustancias psicoactivas
  • 1. Renos

Está comprobado que el reno hace todo lo posible para buscar el hongo alucinógeno del agárico de mosca (Amanita muscaria), el famoso honguito de color rojo con manchas blancas. Al ingerirlo, los renos se comportan como si estuvieran ebrios, y suelen correr sin rumbo mientras hacen ruidos extraños. También es común que contraigan su cabeza.

  • 2. Ovejas de montaña

Se comenta que en plenas montañas rocosas canadienses las ovejas corren grandes riesgos para hacerse de un liquen psicoactivo. Para obtenerlo, deben raspar la superficie de la roca incontables veces. ¿Sabes qué? No parece importar lastimar sus dientes con tal de obtener la sustancia que las hará caminar de manera curiosa y relajará todo su cuerpo.

  • 3. Caballos​​​​​​​

En las praderas del suroeste de Estados Unidos, tanto los caballos como otros mamíferos de pastoreo se han vuelto adictos a las plantas que contienen alucinógenos, conocidas genéricamente como astragalus. Según se ha observado en distintas ocasiones, los animales que las prueban pueden volver una y otra vez por una nueva dosis. Sus síntomas són la alteración de la marcha, visión deficiente, comportamiento errático y apatía.

  • 4. Jaguares

En las selvas tropicales de América del Sur se ha filmado a jaguares que se comportan como gatitos. ¿A qué se debe? Momentos anteriores se encargaron de roer las amargas raíces del yage, una vid alucinógena que también usan las tribus nativas en ceremonias rituales. ¿Un dato curioso? Muchos antropólogos creen que el hombre aprendió a usar la droga después de observar a los jaguares.

  • 5. Aves migratorias

Existen más de cincuenta informes de pájaros que investigan y muestran cómo estos animales voladores chocan contra las ventanas tras alimentarse de frutas o bayas fermentadas. También se sabe que, algunas especies, regresan sin cesar por más de este elixir muy parecido a un licor de fruta.

¿Sorprendente verdad? ¡Cuéntanos tu opinión sobre estos animales!

Fuente:

Ecoosfera


Otros

Curiosidades

Sospechan que los pericos de la India se han vuelto adictos al opio

Los pericos están arrasando con los cultivos de amapola en la India. Los agricultores creen que se han vuelto adictos al opio.

Curiosidades

El matrimonio de estas dos tortugas acaba tras 115 años

Las emociones no son complejas solo para los humanos. Descubre los secretos vinculares de las tortugas... ¡y de esta historia en especial!

Ciencia

Tu mascota sabe qué hora es

Esta teoría fue confirmada por un equipo de la Northwestern University y acá te explicamos cómo llegaron a esa conclusión.

share